Bienvenidos

¡Hola! Me llamo Rocío Chanivet, gaditana y periodista. Mi blog es una ilusión basada en la Constitución que se promulgó en mi ciudad, hace ya 200 años. Por eso, Cádiz tiene mucho que celebrar.
¡Viva La Pepa!

Vídeos de Cádiz

Loading...

Cádiz, la cuna de la moda en el siglo XIX

domingo, 16 de diciembre de 2012

La ciudad de Cádiz en el 1812 no sólo fue reconocida por la promulgación de la Constitución.  La situación como único puerto marítimo y las influencias de los franceses e ingleses hicieron que la ciudad se caracterizase también por otros eventos y costumbres novedosas que no existían en otros lugares.  Cádiz se convirtió en una buena escuela de moda, su comercio de importación era el que proporcionaba los nuevos modelos extranjeros en telas, encajes o estilos de mangas a la inglesa.
El siglo XIX fue un siglo de cambio. Del paso del absolutismo al liberalismo. Esto significa un nuevo concepto de libertad. Libertad en todos los ámbitos; libertad económica, de prensa, de libertad de expresión, dosis fuertes de individualismo, etc.
La moda en el siglo XIX ha marcado la clase social a la que pertenecían las personas. Llevar una ropa u otra era signo de clase y elegancia.  Las confecciones de seda, casaca, chupa y calzón caracterizaban a la clase alta y las prendas más sencillas, más anchas que permitía la libertad de movimiento a la clase más baja. Este siglo se va a diferenciar a la sociedad en muchos ámbitos, por ejemplo, en el sufragio censitario del principio del liberalismo. Sólo los más ricos podían votar, para así conseguir que el voto fuese más de calidad que de cantidad.  Los tipos de sufragios irán cambiando a medida que avanza este siglo.
En España,  la invasión napoleónica a nuestro país en 1808 hizo que entrase nuevas modas, un  estilo más afrancesado. Pero no por ello, todo era así. La línea masculina, tal vez por sus viajes de negocios y por la influencia de otras personalidades que vestían elegantemente era frecuente en Cádiz,  les gustaban vestir a la inglesa o como decía Alcalá Galiano “vestido a la liberal” prenda como el pantalón corto y sombrero de copa como complemento. En cambio, las mujeres eran más tradicionales.  Decía Alcalá Galiano “las pocas visitas de mujeres extranjeras hizo que la moda femenina tardasen mas en adaptarse”.
Entre la moda femenina destacaba, el vestido camisa. Tejido con telas finas blancas de algodón, talle alto, aporta sencillez y libertad de movimientos. Estas prendas al ser muy finas era necesario de optar por un abrigo, de jubones muy cortos y abiertos por delante, denominados spencer. En el siglo XIX hacía referencia a la prenda corta y ajustada, con o sin mangas y especialmente aplicada a la indumentaria popular. También se usaba mucho el chal, los más apreciados fueron los de cachemira, en tejidos de lana muy fina y con dibujos típicos de palmas y atractivos y variados colores. Que se convirtieron en signo de elegancia y riqueza.



Prendas femeninas en el siglo XIX/ Imagen Rocío Chanivet

Complementos de prendas femeninas/Imagen Rocío Chanivet
El corsé fue una prenda muy característica de esta época, aunque por un tiempo se abandona este estilo, pero vuelve aparecer con el talle más bajo y las mangas más anchas.
Las faldas eran alargadas y ahuecadas. Llevaban debajo la crinolina o miriñaque que acampanaba a la falda.  Los sombreros cada vez más grandes, con muchas plumas y perifollos.
Las clases populares llevaban el típico traje a la española, que serán muy alabadas por autores extranjeros, así como el traje de Manola.
La mantilla era muy popular. Se puso de moda aunque el pueblo se seguía vistiendo de forma castiza. Se seguirá llevando la crinolina. A finales de los 1870, la crinolina se transforma en polisón, lo pone de moda la reina María de Las Mercedes.
Las mujeres no llevaban ropa interior tal y como conocemos hoy en día. En el siglo XIX la lencería íntima se llamaba chambra, toma nombres del francés chambre que significa habitación. Eran camisas en tejido de algodón que era larga hasta las rodillas. La camisa raramente estaba adornada de encajes.
Hubo uniformes militares como; voluntarios de Cádiz, uniformes del ejército y de la marina españoles.
A mediados del siglo XIX  es cuando se cerrará el pantalón por la abertura vertical que llamamos bragueta.  En esta mitad de siglo, la camisa masculina era cerrada y se ponía por la cabeza. La calzona es el nombre que reciben el pantalón o calzón hasta media pierna que lleva el traje campero en Andalucía. Término que se sigue usando a un tipo de pantalón que no es ni corto ni largo.
La capa española o castellana es una prenda típica española que tienen todos los hombres en sus capitales de bienes que usaban para cubrirse y abrigarse. En 1812-1813 se utilizó mucho el capoté inglés.

Distintos tipos de prendas de hombre/ Imagen Rocío Chanivet


Los majos y majas personajes de barrios humildes, que a principio del siglo XIX llegaron a ser muy populares.  Se dedicaban a lo más diversos oficios; carpintero, albañil, herrero, carnicero. Las mujeres eran descaradas y los hombres desafiantes. 
Las prendas, vestimentas y los diferentes estilos convertían a Cádiz en la cuna de la moda.


Fuentes: Libro Historia del vestido
             Libro Historia del traje del siglo XIX en España
             Libro El Cádiz de las Cortes. Ramón Solís
             Libro Historia del Pensamiento Político. Salvador Giner
             Declaraciones de los modistas Teresa Torres y Javier Cosano





0 comentarios:

Páginas vistas en total